miércoles, 4 de febrero de 2009

Pío XII

3 comentarios:

Isamar dijo...

Después de la Segunda Guerra Mundial, las actividades anti-comunistas del Papa Pío XII se volvieron más fuertes después de la guerra. En 1948, Pío XII declaró que apoyaba a los candidatos comunistas en las elecciones parlamentarias de ese año.

Le tocó ser el Papa de la Guerra Fría, y en este contexto su opción fue clara: ferviente anticomunismo y aproximación a la nueva potencia emergente, los Estados Unidos de América.

Terminada la guerra, Pío XII también fue el vocero para instar a la clemencia y al perdón de todas las personas que participaron en ella.

Publicado por: Isamar

Luis Miguel Acosta Barros dijo...

Mal. No se trata lo fundamental. ¿Qué papel desempeñó Pío XII como Papa durante la Segunda Guerra Mundial?

Isamar dijo...

Corrección:

Pío XII, santo cardenal de la Iglesia Católica, fue considerado por muchos como el salvador de los perseguidos, otros le condenaron por cobarde y antisemita. Su reputación es amargamente destruída, lo culpaban por no haber cumplido con sus obligaciones como Papa durante la 2ª Guerra Mundial, ya que no actuó para corregir las atrocidades que en esos momentos se vivían en Europa. Otros dicen que intentó que la guerra no se diese, hizo todo lo que estuvo a su alcance para acabar con ella.
La subida al poder de los nazis, se presentó como un gran dilema para Pío XII, éste odiaba todo lo referido al comunismo y de alguna forma estaba unido a los alemanes, por ser prácticamente toda la población católica, incluidos los miembros de la SS y Hitler.
Su pacto con la Italia fascista obligaba a la sede a mantener una posición neutral, pero reservando el derecho de imponer presión moral de algún tipo. Pío XII, dufrió la devastación nazi de Polonia, donde la Iglesia Católica fuertemente nacionalista fue atacada, acabando con ella y las personas que la dirigian (curas y monjas). El hecho se debe a que los nazis consideraban que el poder de un cura sobre la población era muy fuerte, por tanto, un obstáculo para su ideología.
El Papa reclamaba que no se debía hacer sufrir a los judíos, por el simple echo de no pertenecer a una raza determinada.

Publicado por Isamar Macedo Rguez.
Fuentes: vídeo de youtube, incluído en el post del blog historia_a_por_todas!